¿Cómo elaborar una rúbrica?

 Como parte del contenido de la materia Evaluación en el Aprendizaje de ELE, estamos trabajando con rúbricas. Personalmente es mi primera aproximación al tema y el mismo me resulta muy interesante. En muchas oportunidades he utilizado rúbricas prediseñadas las cuales trataba de adaptar a mis necesidades, pero nunca había estado ante el desafío de diseñar mi propia rúbrica.

 De la bibliografía facilitada por nuestras docentes recomiendo dos lecturas:

  • Marco Común Europeo de Referencia. Anejo A: Desarrollo de los descriptores de dominio de la lengua.
  • Brophy, Timoty S. University of Florida. Writing Effective Rubrics.

 Ambos textos han sido los primeros que he leído sobre el tema y me resultaron muy útiles para elaborar mi primer borrador.

 Como se indica en el Anejo A del MCER, los descriptores que se utilizan requieren de una redacción especial. Para garantizar una buena aplicabilidad de una rúbrica los descriptores deben ser precisos, para facilitar la asignación de una valoración y que la misma no quede sujeta a cómo la interpretemos. Para garantizar la comprensión de los descriptores, estos deben ser claros y breves. Estas dos característica ayudará, además, a que los mismos sean independientes, lo que puede ayudar a que al mismo tiempo sean utilizados como objetivos individuales. Una recomendación que ha llamado mi atención es la formulación positiva. Hasta el momento no había notado esa característica de las rúbricas con las que he trabajado. Según se explica en el MCER:

Resulta más difícil formular el dominio de la lengua en niveles inferiores en función de lo que el alumno sabe hacer que en función de lo que no sabe hacer. Pero si los niveles de dominio de la lengua tienen que servir de objetivos, más que de simples instrumentos para seleccionar a los examinandos, entonces se requiere una formulación positiva. (Centro Virtual Cervantes, 2002, p.197)

 Al evaluar el trabajo de un alumno siempre miramos lo que alumno saber hacer. Partiendo de esta base, es fácil entender que efectivamente resulta más sencillo encontrar correspondencia entre los conocimientos del alumno y el contenido de los descriptores para poder otorgar una puntuación.

 Respecto al artículo de la Universidad de Florida. Me han resultado de mucha utilidad los pasos que se detallan para la elaboración de una rúbrica. Tanto la información que se brinda para organizar el contenido como las recomendaciones brindadas para comenzar a rellenar la misma es muy útil al momento de sentarse a hacer un diseño propio. Sobre todo para quienes no contamos con experiencia previa.

 Como última sugerencia al momento de diseñar una rúbrica propia -así como al crear una actividad-, recomiendo compartirla con un colega para que pueda otorgarnos un feedback al respecto. Hoy hicimos eso en clase con nuestro primer borrador y resultó ser muy productivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s